0 0
Transporte Gratis
Total 0,00 €

*Recuerda que tus productos se guardarán durante 2 horas

Contacto

De lunes a viernes de 09:00 a 18:00 horas

930 244 968

info@stepbystore.com

favorite_borderMi lista de deseos 0

Los zapatos son para muchos una parte esencial del outfit, para mantener unos zapatos bonitos y limpios como el primer día es importante seguir algunos tips y consejos a la hora de adquirirlos para así evitar que con el tiempo se degraden. Unos zapatos dicen mucho de alguien, mantenerlos limpios y cuidados te da una buena imagen de higiene y elegancia.

Dicho esto, ¿Cada cuanto limpiar unos zapatos? ¿Cómo limpiarlos según sus características o materiales? Para ello deberemos seguir las siguientes indicaciones.

Antes de entrar en materia deberíamos tener en cuenta mantener los zapatos guardados en lugares secos y donde no acumulen polvo mientras no los utilizamos, también, sería aconsejable limpiarlos superficialmente a modo de rutina antes de salir de casa.

No todos los zapatos necesitan los mismos cuidados, tendremos que tener en cuenta el material de fabricación para realizar una limpieza adecuada, ¡Vamos a ello!

ZAPATOS DE CUERO Y PIEL

1. Quitar cordones: Primero de todo y si tiene cordones los deberíamos quitar, ello nos ayudará en la limpieza y llegar a cada rincón del zapato.

2. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar. Seguidamente pasamos un paño húmedo evitando presionar mucho sobre zonas delicadas como las costuras y lo dejamos secar.

3. Aplicación de cera: En este punto le aplicamos suavemente con otro paño un poco de cera o aceite para zapatos de cuero.

4. Secado: Deja el zapato reposar para que absorba y se hidrate de manera gradual en una zona sin sol directo ni humedad, de esta manera podemos evitar una posible decoloración y grietas.

 

Es importante no lavarlas a máquina ni de ninguna otra forma que no se especifique en los anteriores pasos. Dejamos aquí unas fotos de ejemplos de zapatos de cuero y piel de nuestra tienda:

ZAPATOS DE SERRAJE

1. Quitar cordones: Primero de todo y si tiene cordones los deberíamos quitar, ello nos ayudará en la limpieza y llegar a cada rincón del zapato.

2. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar.

3. Limpieza profunda con varios méyodos: El serraje es más complejo y delicado a la hora de limpiar, así que te presentamos varias formas según convenga mejor:

  • Goma de borrar: sí, la de la escuela de toda la vida. Se suele usar para esas manchas sin grasa y suele ser muy funcional.
  • Con un paño húmedo: debes tener en cuenta que el paño debe estar completamente limpio y no demasiado mojado, ya que puede ser que deje marcas en los serrajes de colores más claros.
  • Con talco: para cuando la superficie esté mojada. Espolvorea un poco encima y déjalo secar, seguidamente frota la zona seca con un cepillo.
  • Con amoníaco: para manchas grasosas. Mezcla el amoníaco con un poco de agua, humedece un cepillo y frota la mancha de esta manera conseguirás buenos resultados!
  • Con detergente: diluye el detergente en un vaso de agua y humedece en un paño para seguidamente frotar cuidadosamente sobre la mancha.
  • Con celofán: para manchas de tinta. Antes de que el zapato absorba la tinta, pega el celofán que arrancará en cuanto lo saques la tinta de tu zapato.

Es importante no lavarlas a máquina ni de ninguna otra forma que no se especifique en los anteriores pasos. Dejamos aquí unas fotos de ejemplos de zapatos de serraje de nuestra tienda:

ZAPATOS DE TELA BLANCA

1. Quitar cordones: Primero de todo y si tiene cordones los deberíamos quitar, ello nos ayudará en la limpieza y llegar a cada rincón del zapato.

2. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar.

3. Bicarbonato de sodio con vinagre de manzana: Debemos tener cuidado con ciertos productos a la hora de limpiar zapatos blancos ya que estos podrían mancharlos de color. El bicarbonato de sodio y el vinagre de manzana son blanqueadores que no colorearán la tela. Mezcla estos dos productos y con un cepillo (puede ser dental) frota la mancha. Seguidamente utiliza el cepillo con agua y jabón neutro para lavar delicadamente y aclarar con agua fría después. Si la tela es blanca y antes de que seque del todo espolvorea un poco de harina encima, una vez seco, retírala con un paño seco.

Es importante no lavarlas a máquina ni de ninguna otra forma que no se especifique en los anteriores pasos. Dejamos aquí unas fotos de ejemplos de zapatos de tela blanca de nuestra tienda:

ZAPATOS DE TELA DE COLOR

1. Quitar cordones: Primero de todo y si tiene cordones los deberíamos quitar, ello nos ayudará en la limpieza y llegar a cada rincón del zapato.

2. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar.

3. Detergente y bicarbonato de sodio: Prácticamente igual que la tela blanca pero sin prestar tanta atención en la posible coloración, utilizamos una esponja con esta mezcla de un poquito de detergente y bicarbonato de sodio y frotamos circularmente la mancha.

4. Aclarado y secado: Seguidamente con un paño humedecido con agua aclaramos hasta que no quede nada de la anterior mezcla. Una vez aclarado puedes coger un paño seco para secar la zona húmeda y así absorber cuanto antes para dejarlo seco y listo para su uso.

Es importante no lavarlas a máquina ni de ninguna otra forma que no se especifique en los anteriores pasos. Dejamos aquí unas fotos de ejemplos de zapatos de tela de color de nuestra tienda:

ZAPATOS DE ESPARTO

Primero de todo y antes de empezar con la limpieza propiamente dicha, te recomendamos el siguiente consejo para mantener el esparto en condiciones. Y es que puedes pegar con silicona esas partes despegadas que a veces pueden aparecer en un material con estas características tan propias. Seguidamente y una vez aplicado déjalo secar durante una noche. Puedes incluso aplicar un poco de barniz para dar un toque de brillo y así dejarlas con un buen aspecto.

1. Quitar cordones: Primero de todo y si tiene cordones los deberíamos quitar, ello nos ayudará en la limpieza y llegar a cada rincón del zapato.

2. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar.

3. Pastilla de jabón: Antes que nada debes saber que el mayor enemigo del esparto es la humedad, por lo tanto, siempre que puedas retirar la mancha con un simple cepillo, hazlo así. Otra opción es utilizar un cepillo  y mancharlo un poco por encima de la pastilla de jabón húmeda, seguidamente frota el esparto hasta que consigas el resultado deseado. Una vez hecho esto puedes retirar el jabón que pueda haber quedado con un paño húmedo.

Es importante no lavarlas a máquina ni de ninguna otra forma que no se especifique en los anteriores pasos. Dejamos aquí unas fotos de ejemplos de zapatos de esparto de nuestra tienda:

ZAPATOS DE TERCIOPELO

1. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar.

2. Detergente y agua: No tiene mucho más misterio, solo se aconseja hacer un poco de espuma y aplicar sobre un cepillo pudiendo ser este dental. Una vez aplicado, debes de frotar delicadamente sobre la superficie hasta sacar la mancha.

3. Secado. Para el secado puedes utilizar un paño seco para frotar encima suavemente. Deja reposar unos 20 minutos y una vez completamente seco ya puedes ver como ha quedado, si hiciera falta puedes repetir el proceso.

Es importante no lavarlas a máquina ni de ninguna otra forma que no se especifique en los anteriores pasos. Dejamos aquí unas fotos de ejemplos de zapatos de terciopelo de nuestra tienda:

ZAPATOS SINTÉTICOS

1. Quitar cordones: Primero de todo y si tiene cordones los deberíamos quitar, ello nos ayudará en la limpieza y llegar a cada rincón del zapato.

2. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar. Seguidamente pasamos un paño húmedo evitando presionar mucho sobre zonas delicadas como las costuras y lo dejamos secar.

 

Es importante no lavarlas a máquina ni de ninguna otra forma que no se especifique en los anteriores pasos. Dejamos aquí unas fotos de ejemplos de zapatos sintéticos de nuestra tienda:

SUELAS DE GOMA (ESPECIALMENTE BLANCAS)

1. Limpieza superficial: Se debe realizar primero con un cepillo de cerdas suaves para quitar polvo y suciedad que pueda contener el zapato, de esta manera evitaremos rasguños que podamos ocasionar.

2. Pasta de dientes y agua. Sí, la pasta de dientes puede ser de gran utilidad a la hora de limpiar materiales tales como la goma de los zapatos, sobre todo cuando son de color blanco que con el tiempo pueden amarillear, y es que la pasta dental es un producto que nos sirve para blanquear. Con un cepillo y un poco de agua y otro poco de pasta de dientes podemos frotar la goma con un poco de esmero y delicadeza hasta que veas que es suficiente.

3. Secado: Y para acabar y ver el resultado final tan sencillo como de disponer de un paño seco e ir retirando y secando nuestra aplicación casera!



Equipo de Step by Store.